agua de limón agua limón pastillas problemas de salud limonada

6 Ejercicios con una silla para tener un abdomen plano en tres semanas

Vientre plano, cuerpo tonificado. ¿Qué necesitas?: Una silla

Mucho se ha hablado de lo contraproducente que es para la calidad de vida de hombres y mujeres mantener una vida sedentaria. Recientemente un resumen presentado por la escuela de salud de la universidad de Harvard (2015) que incluye 47 investigaciones científicas, demostró que dentro de los riesgos de la vida estacionaria en una silla están las probabilidades de padecer cáncer, diabetes tipo II, sobrepeso y enfermedades cardíacas.

A pesar de que tener un abdomen plano, pareciera una meta irreal, la civilización occidental ha asumido el reto del vientre tonificado como un objetivo que no debe tener distracciones. Hacemos todo lo que esté a nuestro alcance, desde tomar brebajes que aseguran eliminaran la grasa abdominal en tres semanas, hasta hacer cualquier tipo de dieta para sacar de nuestro camino los detestables ‘rollitos’ o ‘cauchitos’ que los estereotipos impuestos nos han hecho pensar que son sinónimo de dejadez o mala salud.

¿Vientre plano o mejora de la calidad de vida?

De acuerdo con estudios, la mayoría de la gente pasa más de la mitad del día sentada en una silla, sea en el trabajo o en la casa, concluyendo que no separarse de la silla, el asiento o el sofá puede llegar a ser tan dañino para la salud como fumar.

Para reducir el riesgo de condiciones que afecten nuestras dinámicas y vidas te invitamos a sumar dentro de tu agenda diaria rutinas que te llevarán a tener una vida más activa, sobre todo si eres de los que no pueden separarse del escritorio.

Lo único que vas a necesitar es: Una silla

una silla

Toma nota de estos seis ejercicios, repítelos y ve como estarás sintiéndote mejor:

Ejercicio 1: Lleva tu rodilla hasta tu pecho.

Nivel de dificultad: leve.

Procedimiento:

  • Paso 1: En una silla, con una ubicación fija siéntate recta sin apoyarte del espaldar.
  • Paso 2: Ubica tus pies frente a ti, paralelos a las caderas.
  • Paso 3: Con la espalda recta, toma una de tus rodillas con ambas manos y elévala a la altura de tu pecho mientras vas metiendo el abdomen.
  • Paso 4: Coloca las manos sobre la pierna para que se expanda el vientre bajo.
  • Paso 5: Repite la rutina 20 o 30 veces al día.

Ejercicio 2: Elevar las dos rodillas simultáneamente.

Nivel de dificultad: leve.

Procedimiento:

  • Paso 1: No olvides ubicar una silla en el lugar estable.
  • Paso 2: Une las dos piernas, que queden juntas.
  • Paso 3: Apoya ambos brazos en los laterales de la silla y contrae los músculos del abdomen.
  • Paso 4: Con la espalda recta, sin reposar en el espaldar de la silla eleva las piernas y llévalas lo más cerca que puedas de tu pecho. Mantén el abdomen tenso.
  • Paso 5: Regresa las piernas a la posición de inicio sin tocar el suelo.
  • Paso 6: Repite el procedimiento de 5 a 10 veces al día. Este ejercicio permitirá trabajar eficientemente todos los músculos abdominales.

Ejercicio 3: Elevación de rodillas con inclinación del cuerpo

Nivel de dificultad: leve.

Procedimiento:

  • Paso 1: Elige una silla de tu preferencia y ponla en suelo plano.
  • Paso 2: Une las dos piernas, que queden juntas.
  • Paso 3: Apoya ambos brazos en los laterales de la silla y contrae los músculos del abdomen.
  • Paso 4: Apoyándote sólo en un glúteo inclina tu cuerpo hacia un lado.
  • Paso 5: Con la espalda recta, sin reposar en el espaldar de la silla eleva las piernas y llévalas lo más cerca que puedas de tu pecho. Mantén el abdomen tenso.
  • Paso 6: Regresa a la posición inicial.
  • Paso 7: Repite la rutina, apoyándote sólo en un glúteo inclina tu cuerpo hacia el otro lado.
  • Paso 8: Haz repeticiones de 8  a 10 veces por cada lado. Con este ejercicio trabajarán intensamente los músculos abdominales ayudando a corregir cintura y a eliminar los rollitos de la cintura. ¡Vamos que estamos cerca de tener ese cuerpo de playa anhelado!

Ejercicio 4: ¡Toquemos el suelo!

Nivel de dificultad: leve.

Procedimiento:

  • Paso 1: Coloca ambos pies rectos en el suelo.
  • Paso 2: Estira los brazos hasta que los tengas a la altura de los hombros.
  • Paso 3: Gira levemente tu cuerpo hacia el lado derecho, inclina hacia adelante, toca con los dedos de la mano derecha el pie izquierdo. Mantén esta posición con el abdomen contraído. Respira.
  • Paso 4: Pon la espalda recta, y repite la operación pero ahora tocarás con la mano izquierda el pie derecho, mantén la posición con el abdomen contraído.
  • Paso 5: Alterna de lado y lado. Repite la rutina de 5 a 10 veces. Con esto, trabajaremos la grasa de la cintura y de la cadera.

Ejercicio 5: Elevación de cuerpo

Nivel de dificultad: moderado.

Procedimiento:

  • Paso 1: Como en los otros ejercicios debemos ubicar la silla en un lugar estable. Recomendamos sea una silla sin ruedas.
  • Paso 2: Une las dos piernas, que queden juntas.
  • Paso 3: Apoya ambos brazos en los laterales de la silla y contrae los músculos del abdomen.
  • Paso 4: Separando la cadera de la silla y los pies del piso levanta el cuerpo. Usa tu abdomen para llevar tus rodillas al pecho.
  • Paso 5: Mantente elevada al menos por 15 o 20 segundos, baja y descansa.
  • Paso 6: Este ejercicio deberías repetirlo entre 6 y 10 veces. Este ejercicio trabaja las caderas, la espalda y el abdomen, ayudando a quemar grasa más rápido.

Ejercicio 6: Rodilla – codo

Nivel de dificultad: leve.

Procedimiento:

  • Paso 1: Coloca ambos pies rectos en el suelo y las manos detrás de la cabeza a la altura de la nuca.
  • Paso 2: Contrae el abdomen y levanta la rodilla derecha a la altura de tu pecho haciendo al mismo tiempo que el codo izquierdo toque la rodilla.
  • Paso 3: Regresa al paso 1. Repite 15 veces el paso 2.
  • Paso 4: Haciendo cuatro veces esta rutina trabajaremos la cintura, el abdomen bajo y los músculos laterales.

Recuerda que estos ejercicios con una silla debes alternarlos con una alimentación sana, te recomendamos consumir alimentos como el pepino, la piña, la lechosa, jengibre, el plátano y no olvides ¡Agua, mucha agua!

Adicionalmente, consumir una bebida energética antes de iniciar los abdominales, tan básica como el café puede mejorar tu desarrollo durante el ejercicio. Recuerda mantener la espalda recta para evitar lesiones y evitar posiciones contraproducentes que hagan los abdominales más pesados.

Si te gusta sentirte motivado con la compañía de un ser especial, te recomendamos pedir a tus amigos de confianza o incluso a tu pareja que te apoyen durante el proceso. 

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 2

Upvotes: 1

Upvotes percentage: 50.000000%

Downvotes: 1

Downvotes percentage: 50.000000%

higado graso

Los 6 mejores remedios para el hígado graso. Tu hígado quedara como nuevo!

problemas de salud

Cómo resolver 15 problemas de salud embarazoso que nadie le gusta admitir que tienen