Deshazte de los berrinches de tus hijos con una pregunta

¿Cómo actuar ante las rabietas en los niños?

Las rabietas en niños son posibles neutralizarlas mediante una pregunta, no es magia, solo cuestión de psicología aplicada para los más pequeños de la casa, pues contrariamente a lo que muchos piensan, los niños no deben ser interrumpidos durante estos episodios de rabia o frustración.

Cuando de las rabietas en niños se trata, los especialistas recomiendan respetar el momento en el que el niño se ve sobrepasado por sus emociones y explota pero actualmente existe un método mucho más eficiente. Es una estrategia asociada a la capacidad cognitiva del niño y a la disposición que tengan los padres o educadores para enseñarlos a manejar eficazmente sus emociones.

Son muchas las situaciones que generan la rabia en los niños, entre ellos: dejar un juguete en casa, no querer dormir, desear seguir jugando en el baño al ser duchados, querer comer muchas golosinas, se dañó su juguete favorito, en fin, son diversas y mencionarlas todas puede resultar interminables.  En lo que sí vale la pena destacar es en el hecho de eliminar el berrinche de tu hijo, no requiere de una terapia especial o de visitas al psicólogo, solo se les debe ayudar a crear una perspectiva distinta frente al problema que generó dicha reacción negativa en tu bebé.

¿Qué hacer ante las rabietas en niños?

Con el simple hecho de pensar en la palabra rabieta o berrinche, los niveles de paciencia en los padres disminuyen, desafortunadamente quienes tienen hijos pequeños, menores de 5 años, se enfocan únicamente en reprenderlos, regañarlos, gritarles y prohibirles infinidades de cosas cuando están frente a una rabieta infantil.

No se puede olvidar el hecho de que se está frente a pequeñas personitas que no tienen ni la menor idea de cómo manejar sus emociones y normalmente los padres dejan a un lado la tarea de ayudarlos a evolucionar emocional e intelectualmente por regañarlos.

  • Únete al proceso, acompáñalo a equivocarse, halla soluciones y continúa

Durante este proceso, muchos se cuestionan qué relación tienen las rabietas en los niños con el desarrollo intelectual de ellos y para poder responder a la duda, se debe citar la definición que la REA (real academia española) proporciona por intelecto: “entendimiento, potencia cognoscitiva racional del alma humana”.

Se refiere de “alma humana” en general, no tiene nada que ver con adultos ni personas mayores de edad, por lo que, si el intelecto es una característica inherente a todos, ¿por qué no ayudar a los niños a analizar con raciocinio dichas situaciones de ira? Aprender a manejar las emociones forma parte de la evolución de los niños, así que está en tus manos ayudar a los tuyos a crecer y a lograr que su estabilidad emocional les permita madurar acorde a su edad.

Elimina las rabietas en niños con la gran pregunta

Cuando te encuentres en dicha situación, pregúntales: ¿este es un problema pequeño, mediano o grande? Luego de esto existen altas probabilidades de que tu bebé en medio de su inocencia te responda que se trata de un problema grande y de ser así, evita llevarle la contraria porque estarías subestimando su molestia y restándole importancia a sus emociones.

Ante este tipo de situaciones, la mejor opción es acompañarlos en ese proceso de reconocer el problema, si te comenta que el problema es grande, seguramente es porque lo es dentro de su pequeño mundo, por lo que, tu tarea como padre es ayudarlo a encontrar la solución a dicho problema. Una vez lo guíes y ayudes a identificar la proporción del problema, invítalo a que busque una solución para la situación, enséñale con tu ejemplo cuál es la mejor manera para superar los conflictos mediante soluciones.

Cuando se supere el momento de trance en los berrinches y tu niño se encuentre en una situación emocional estable, pregúntale si fue difícil solucionar su gran problema, cuando te conteste que fue fácil, cierra la conversación resaltando la idea de que si la solución fue pequeña entonces el problema no era tan grande como ambos lo pensaban, al incluirte en el proceso, estarás acompañando a tu bebé a equivocarse, a hallar soluciones y seguir adelante, no seas parte del resto que únicamente se dedica a juzgar los berrinches porque no estarías aportándole nada.

Es importante tener presente que los niños no se deben gritar ni ser juzgados, ellos solo esperan contar con la ayuda de las personas mayores para crecer en confianza y de la manera más feliz posible que sea, como padre, esa es tu maravillosa tarea.

What do you think?

6 points
Upvote Downvote

Total votes: 14

Upvotes: 10

Upvotes percentage: 71.428571%

Downvotes: 4

Downvotes percentage: 28.571429%

Dile adiós a la hinchazón abdominal sin ejercicios, con estos 8 consejos

Actividades para personas mayores

Con estos 4 ejercicios mantendrás la claridad mental en la vejez