Estrategias para Tratar el Síndrome de Fatiga Crónica

Estrategias para aumentar la energía, podrían servir contra el síndrome de fatiga crónica

El síndrome de fatiga crónica (SFC), fue reconocido por el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades a partir de 1988. Se estima que entre 2.5 millones de personas en EEUU padecen de SFC, pero la gran mayoría no lo sabe. Por lo tanto, en este artículo te mostraremos como reconocer los síntomas y las estrategias para aumentar tu energía.

Esta afección, ocurre más desproporcionadamente en las mujeres que en los hombres. Como tratamiento, se ha propuesto la psicoterapia y la terapia de ejercicio gradual, demostrado mejorar los síntomas del SFC. Sin embargo, algunos nutrientes importantes que apoyan la síntesis de la energía y la función mitocondrial son el ubiquinol y la D-ribosa. El ayuno intermitente y evitar comer en la noche también promoverán la salud mitocondrial.

Señales y síntomas del SFC

De acuerdo con la Iniciativa para Solucionar el Síndrome de Fatiga Crónica, cerca de un millón de personas en Estados Unidos padecen SFC. Por otra parte, se estima una prevalencia de 2.5 millones, de los cuales el 84-91% no han sido diagnosticados.

Los síntomas característicos del SFC son los siguientes:

  • Fatiga extrema y debilidad.
  • Dificultad para mantener una postura derecha, mareos, problemas de equilibrio y desmayos.
  • Dolor muscular y de las articulaciones
  • Dolores de cabeza crónicos
  • Entumecimiento y hormigueo en las extremidades
  • Insomnio o sueño que no es reparador, sudoración nocturna
  • Trastornos gastrointestinales
  • Irritabilidad, depresión y cambios de estado de ánimo

Como se puede observar, estos síntomas se parecen mucho a otras enfermedades, por lo que es notablemente difícil obtener un diagnóstico correcto. Adicionalmente, ya que no hay una cura conocida, todos los tratamientos están dirigidos actualmente a aliviar estos síntomas.

Los beneficios de la psicoterapia y del ejercicio

estrategias para aumentar

En 2011, un estudio aleatorizado determinó que la psicoterapia y la terapia de ejercicio gradual podrían tratar efectivamente el SFC.

Los pacientes que recibieron psicoterapia o terapia de ejercicio gradual obtuvieron un puntaje mayor en los exámenes de función física, en comparación con aquellos que sólo recibieron consejos médicos generales.

En la investigación se realizó un estudio de seguimiento, encontrando que estos tratamientos tienen beneficios que permanecen a largo plazo.

Tres estrategias para aumentar la energía

Mientras los investigadores aún luchan por entender los mecanismos que causan la amplia gama de síntomas del SFC, parece estar claro que está involucrada la disminución de la función del sistema inmune o algún tipo de disfunción mitocondrial.

Por tanto, podría ser útil utilizar la nutrición como una de las estrategias para aumentar la síntesis de energía, aliviando algunos de los síntomas. Así que, echémosle un vistazo a los tres nutrientes que podrían ser importantes para apoyar la producción de energía celular:

  1. Ubiquinol

La coenzima Q10 (CoQ10) se utiliza como estrategia para aumentar la producción de energía en cada célula del cuerpo. En líneas generales, mantiene altos los niveles de energía, la longevidad y una buena calidad de vida. También ayuda a proteger contra el daño celular de los radicales libres.

A pesar de ser un antioxidante soluble en grasas, es de fácil absorción. Esto ocurre porque su índice de absorción parece estar basado en la demanda metabólica del cuerpo, lo que es genial. Esto significa que, si tú estas saludable, se absorberá menos y cuando estés enfermo, tu cuerpo absorberá más. Por tanto, podemos decir que el índice de absorción básicamente se autoajusta, lo que hace complicado tomar demasiado suplemento.

Ya que es soluble en grasas, es mejor tomarlo con la comida. De lo contrario tendrás que tomarlo con algún tipo de grasa, como con aceite de oliva o aceite de coco. Esto para asegurar su biodisponibilidad y absorción óptima.

  1. D-Ribosa

Como componente estructural del trifosfato de adenosina (ATP), la D-ribosa está involucrada en la síntesis de energía en las células. Tomado un suplemento de D-ribosa como una de las estrategias para aumentar la energía, cerca del 97% del compuesto se absorbe en sangre. Una distribuida rápidamente en los tejidos del cuerpo, la D-ribosa se utiliza para sintetizar y restaurar los niveles de energía.

En cuanto a la dosis, se ha observado que casi cualquier cantidad de suplemento de D-ribosa ayudará a las células. Sin embargo, la dosis estándar recomendada es entre 3 y 5 gramos al día.

  1. Glutatión

El glutatión protege a la mitocondria de los factores estresantes químicos y ambientales que liberan radicales libres hacia la célula.

Su función principal es la capacidad de promover la función del sistema inmune. A pesar que no funciona como una de las estrategias para aumentar la energía, ayuda a eliminar toxinas que podrían interrumpir la síntesis de energía. Su capacidad antioxidante también ayuda a prevenir o a reducir la respuesta del dolor.

El glutatión posee mala absorción, por lo que su mejor opción no es tomar glutatión oral, sino usar sus precursores. Como alternativa se puede usar proteína de suero de alta calidad hecha con leche sin procesar. Adicionalmente, los alimentos que son altos en azufre o selenio también estimulan la producción corporal de glutatión. Entre ellos tenemos:

El glutatión brinda al sistema inmunológico el “combustible” que necesita para funcionar. Aumentar su concentración no sólo genera mejoría, sino que se vuelve posible el retorno a una rutina normal.

Estrategias para tratar el SFC

Este síndrome es sin duda una condición desafiante, pero hay esperanza. Una variedad de cambios de estilo de vida han demostrado aumentar su posibilidad de recuperación. Aquí te mostramos algunos cambios que debes realizar:

  • Hacer ejercicio de acuerdo con tu capacidad, las investigaciones muestran que una combinación de actividad aeróbica con entrenamiento de fuerza puede mejorar los síntomas de dolor y fatiga.
  • Tomar suplementos de nutrientes importantes para la síntesis de energía celular, como ubiquinol y D-ribosa.
  • Consumir alimentos ricos en precursores de glutatión, así como alimentos ricos en azufre o selenio.
  • Ayunar intermitentemente, asegurándose de consumir tu última comida entre tres y seis horas antes de irte a dormir.
  • Trate tu actitud mental. Además de la psicoterapia, te recomendamos probar las técnicas de liberación emocional, para ayudar a normalizar tu circuito bioenergético.

What do you think?

3 points
Upvote Downvote

Total votes: 5

Upvotes: 4

Upvotes percentage: 80.000000%

Downvotes: 1

Downvotes percentage: 20.000000%

prevenir infartos

Lo que puede hacerle a su cuerpo comer un plátano y un aguacate todos los días

brillante cura

Descubrimiento del cáncer: mejor que la quimioterapia – sin los efectos secundarios tóxicos y esta prueba lo demuestra