Diferentes tipos de cáncer se intimidan con esta estrategia fenomenal pero revolucionaria

Estos son los avances para el control del cáncer como una enfermedad metabólica

El cáncer se ha convertido en el principal problema de salud pública en los EEUU. Aproximadamente el 50% de los hombres y el 41 % de las mujeres desarrollarán cáncer durante su vida. De acuerdo con la Sociedad Americana Contra el Cáncer, en EEUU más de 1600 personas mueren diariamente a causa del cáncer. Es decir, más de 600.000 personas cada año. Si incluimos a toda la población mundial, ese número sube diez veces más, hasta 7.6 millones. Por eso hay que prestar atención a los avances para el control de esta enfermedad.

A pesar de esta cifra, se habla poco de las víctimas de cáncer que sufren con tratamientos que acortan sus vidas. Pero ¿qué pasaría si te contamos que los avances para el control del cáncer han llevado a tratarlo con dosis bajas de medicamento?

Pues una innovadora investigación logró demostrar que, el cáncer principalmente es una enfermedad metabólica. Por tal motivo, se propuso la terapia metabólica como tratamiento principal de muchos tipos de cáncer, incluyendo los “incurables”.

La principal herramienta de esta terapia metabólica, son las dietas cetogénicas. Con esta poderosa estrategia nutricional, las muertes innecesarias a causa del cáncer podrían reducirse de manera radical.

Primero, conozcamos un poco de historia

avances para el control

El desarrollo de la quimioterapia nació después de la Segunda Guerra Mundial a partir de un derivado de gas mostaza. Luego de mucho tiempo de uso, se descubrió que el gas y otras quimioterapias eran poderosos carcinógenos.

La falla en los tratamientos ha llegado incluso a la actualidad. Los avances para el control del cáncer han llevado a la nueva moda, las “inmunoterapias dirigidas”. Estas terapias en general no han sido satisfactorias, de hecho, estudios que indican que la probabilidad de morir es alta.

Sin embargo, seguimos gastando miles de millones en nuevos medicamentos, cada vez más costosos, que con suerte tienen eficacia mínima.

Para el caso del cáncer, en la mayor parte del mundo, las terapias farmacológicas establecidas son sus las únicas opciones. El oncólogo debe tratar al paciente dentro del protocolo estándar de cirugía, radiación y quimioterapia.

¿Miedo al cáncer?

Al escuchar esta palabra, se logra infundir miedo. Según las estadísticas existe un aumento del 50 % en su incidencia en hombres y del 41 % de las mujeres. Hoy en día, muchas personas tienen estigmas sobre el cáncer, entre los que se comenta:

  • Que no puede hacerse mucho para protegerse del cáncer.
  • Si los diagnostican con cáncer, sienten que no existen estrategias efectivas para controlarlo.
  • Temen a los tratamientos tradicionales contra el cáncer que evitan ser diagnosticados.

A pesar de este panorama, tanto la academia como la industria farmacéutica aún piensan que “el cáncer es una enfermedad genética”. Por lo tanto, no están dispuestos a buscar otras causas alternativas. Esto hace casi imposible pensar en avances para el control de esta patología y encaminarse hacia terapias innovadoras.

La parte positiva es que todavía existen pioneros que trabajan sin descanso para hacer precisamente eso: desarrollar protocolos de tratamiento que puedan abordar, prevenir y tratar la mayoría de los casos de cáncer de forma radical.

Les presentamos al elemento de cambio en la terapia contra el cáncer

En el año 2012, Seyfried Thomas investigador del Boston College, escribió un libro sobre ¿cómo el cáncer necesita ser tratado? El libro fue llamado “El Cáncer Como Enfermedad Metabólica: Sobre el Origen, el Control y el Tratamiento del Cáncer”.

El dogma que estimula toda la industria farmacéutica es “El cáncer es una enfermedad genética”, con lo que Seyfried no concuerda. Él y otros investigadores postularon la teoría de que el cáncer resulta de un metabolismo energético anormal en las mitocondrias.

Es decir, estas mutaciones genéticas no son la causa principal, sino más bien, son un efecto descendente del metabolismo energético defectuoso. Por lo tanto, mientras tus mitocondrias permanezcan saludables y funcionales, tus posibilidades de desarrollar cáncer son escasas.

Seyfried es pionero en la incorporación de la cetosis nutricional como uno de los avances para el control y tratamiento contra el cáncer.

Esta terapia se deriva del trabajo del Dr. Otto Warburg, uno de los bioquímicos más brillantes del siglo XX. Su misión de vida fue encontrar una cura para el cáncer. Sin embargo, los resultados de su trabajo fueron ignorados y ridiculizados en gran parte por la comunidad de investigación oncológica.

Seyfried, realiza investigaciones importantes para avanzar en la teoría metabólica del cáncer y el papel crucial que desempeña la cetosis nutricional.

La cetosis nutricional como uno de los avances para el control del cáncer

Consiste en un esquema de alimentación que excluye por completo los alimentos procesados, azúcar refinada, almidones, pan, granos y tubérculos. Esta dieta especial, aunada a suplementos alimenticios, ayuno, restricción de calorías con regularidad y antiinflamatorios naturales, generan un inusual éxito terapéutico.

La teoría detrás, es que las cetonas que tu cuerpo produce durante la cetosis, proporcionan combustible a tus células sanas. Adicionalmente, la falta de glucosa ayuda a “matar de hambre” las células cancerígenas y con ello estabilizar el tumor.

5 Pasos importantes para reducir el riesgo de padecer cáncer

  1. Cámbiate a una dieta cetogénica cíclica, donde ayunes y comas de manera intermitente.
  2. Trata de evitar en lo posible los pesticidas, herbicidas, alimentos transgénicos y de granjas industriales. Cámbialos por alimentos orgánicos.
  3. Vive con mayor movimiento, has ejercicio con regularidad (tan sólo el sentarse menos puede hacer una gran diferencia en su salud).
  4. Exponte al sol de manera habitual y mantén niveles saludables de vitamina D (>60 ng/ml)
  5. Desintoxica tu cuerpo con sesiones de sauna de infrarrojos de espectro completo.

Combinación de dieta cetogénica con fármacos de primera línea

El también llamado enfoque de Slocum, involucra protocolos de tratamiento  no tóxicos combinados con prácticas basadas en la terapia metabólica. Todos los agentes quimioterapéuticos en estos esquemas se aplican en dosis muy baja para minimizar el daño al cuerpo. Así los pacientes experimentan alta calidad de vida, a diferencia de los efectos secundarios que acompañan a los tratamientos convencionales.

Slocum y su equipo están notando un éxito considerable con la terapia metabólica en una variedad de cáncer en etapas avanzadas.

Una nueva estrategia terapéutica llamada “press-pulse”

Este novedoso esquema terapéutico que está en desarrollo, involucra una combinación multiparamétrica para el tratamiento metabólico del cáncer no toxico. El esquema incluye la combinación de lo siguiente:

  • Una dieta cetogénica
  • Inhibidores glucolíticos
  • Terapia de oxigeno
  • Inhibidores de glutamina
  • Cetonas exógenas
  • Otras terapias metabólicas

El objetivo con estos avances para el control del cáncer, es desarrollar tratamientos terapéuticos no tóxicos combinado con dieta y medicamentos. Con ello, se resolvería tanto el crecimiento del tumor primario como los daños metastásicos secundarios.

What do you think?

3 points
Upvote Downvote

Total votes: 3

Upvotes: 3

Upvotes percentage: 100.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

brillante cura

Descubrimiento del cáncer: mejor que la quimioterapia – sin los efectos secundarios tóxicos y esta prueba lo demuestra

desarrollar demencia

Estudio: las dietas altas en pasta podrían aumentar su riesgo de demencia en un 89%