agua de limón agua limón pastillas problemas de salud limonada

8 cosas en la casa que deberías limpiar todos los días

Las bacterias se esconden en lugares inesperados

Todo lo que te rodea suele ser una vivienda para bacterias y hongos. Estos microorganismos tienen la capacidad de instalarse y proliferarse rápidamente en cualquier superficie. Por este motivo, debes limpiar correctamente y en forma periódica todos los espacios de tu hogar.

Existen objetos y espacios que tienden a ser un reservorio ideal para las bacterias. Comúnmente esos objetos son los que utilizas con más regularidad en tu hogar. Para evitar la propagación de bacterias y hongos, debes limpiar bien cada uno de esos objetos con frecuencia. De esta manera evitarás la propagación de enfermedades y malos olores innecesarios.

Por qué debes limpiar con regularidad

Los fómites son todos aquellos objetos que cumplen las condiciones para ser reservorios de bacterias. Muchos de los objetos que utilizas con regularidad son fómites. En el hogar se encuentran esos seres queridos que son más importantes para ti. Debes limpiar con regularidad los objetos de uso común para evitar que éstos se conviertan en fómites.

Las bacterias y los hongos son agentes infecciosos que en su mayoría son potencialmente patógenos. Tanto las personas como los animales domésticos presentan susceptibilidad ante la mayor parte de estos microorganismos.

La importancia de la limpieza radica en la eliminación de estos agentes patógenos. Así disminuyes las posibilidades de que tanto tú como tu familia desarrollen diversas enfermedades prevenibles por medio de la limpieza.

Artículos del hogar de uso común que debes limpiar

Partimos entonces de que la limpieza es fundamental para evitar el desarrollo de enfermedades bacterianas y fúngicas. Debes limpiar con frecuencia los objetos que más utilizas en el hogar. Así evitarás que corran el riesgo de convertirse en fómites.

Los siguientes 8 artículos para el hogar son los que debes limpiar con mayor frecuencia para evitar desarrollar infecciones.

  • Esponjas de cocina

Las esponjas con las que lavas los platos tienden a ser un reservorio ideal para bacterias y hongos. Esto se debe a que la mayor parte de las veces se encuentran húmedas por el uso constante. La humedad otorga un ambiente adecuado para el crecimiento de estos microorganismos.

Otra de las causas de acumulación bacteriana en las esponjas son los residuos de comida. Eventualmente cuando lavas los platos quedan residuos de comida adheridos a las esponjas. Lo recomendable es lavar bien las esponjas de cocina después de utilizarlas y ponerlas a secar.

  • Controles remotos

El control remoto del televisor y del aire acondicionado son unos de los objetos con los que más interactúan. En ocasiones cuando llegas a casa coges directamente el control remoto para encender el televisor. De esta manera estás transfiriéndole todos los agentes patógenos que traes de la calle a este objeto.

También es común tocar el control remoto mientras comes, depositando en él grasa y suciedad. Debes limpiar los controles con frecuencia, con un paño húmedo y si es posible con alcohol.

  • Teléfonos

Todos los días utilizas tu teléfono más de cincuenta veces en promedio. Al tocar tu celular estás transfiriéndole todos los microorganismos que tienes en las manos. Recuerda que las manos es aquella parte de tu cuerpo que tiene más contacto con los agentes patógenos.

Debes limpiar tu teléfono todos los días y de ser posible antes de realizar o contestar llamadas. Al acercar tu celular a tu rostro estarás inhalando todos los agentes patógenos que se encuentran en él. El virus de la gripe se transmite en ocasiones de esta manera.

  • Lavaplatos

En ocasiones, a pesar de que laves correctamente los platos y ollas, quedan residuos de comida en el lavaplatos. Esto puede causar malos olores y ser foco de contaminación en tu cocina.

Debes limpiar el lavaplatos cada vez que laves la vajilla. Recoge todos los restos de comida y deséchalos en el basurero. Posteriormente procura lavar con una esponja el lavaplatos y eliminar con abundante agua. 

Puedes preparar una solución de agua con un toque de desinfectante y conchas de limón. Así, aparte de limpiar y desinfectar tu cocina, acondicionarás el ambiente con un agradable aroma.

  • Llaves

Las llaves también son objetos que utilizas todos los días y que traes de la calle llenas de agentes patógenos. Debes limpiar tus llaves con frecuencias, lavándolas con agua corriente y desinfectándolas con alcohol.

  • Paños de cocina

Al igual que las esponjas, se utilizan para limpiar las superficies de la cocina. Es estos espacios es normal que queden residuos de alimentos y grasas. Debes lavar correctamente tus paños de cocina cada vez que los utilices.

Es recomendable que por lo menos una vez a la semana laves con cloro los paños de cocina. El cloro mata casi todos los microorganismos que pueden ser patógenos para el hombre. Así estarás eliminando un importante foco de albergue de bacterias y hongos.

  • Toallas de baño

Algo similar sucede con las toallas de baño. El problema con ellas es que son mojadas con regularidad y en ocasiones tienden a permanecer húmedas. Lo ideal es que cambies de toalla de baño cada semana y las laves con frecuencia.

  • Nevera

La nevera es el electrodoméstico donde almacenas los víveres refrigerados. A pesar de la baja temperatura que mantiene, si dejas los alimentos por mucho tiempo en ella sufren descomposición. Esto causa una fuente de enfermedades importante ya que entra en contacto con otros alimentos. Debes limpiar tu nevera de forma regular ya que suelen acumularse restos de alimentos y suciedad.

Muchos artículos de tu hogar son de uso común y los manipulas todos los días. Aunque no lo parezca, cada uno de estos objetos son fuentes de contaminación e infección. La clave está en mantenerlos siempre limpios y libres de agentes patógenos.

Debes limpiar periódicamente cada espacio de tu hogar. La cocina es una de las áreas donde más se acumulan los agentes infecciosos. Es fundamental la limpieza de la cocina ya que allí se preparan los alimentos que posteriormente vas a consumir.

Organiza tu tiempo y mantén al día la limpieza de la casa. Así estarás asegurándote de no padecer infecciones ni enfermedades que puedes evitar. Asimismo, ayudarás a crear el hábito en el resto de los miembros de la familia.

What do you think?

7 points
Upvote Downvote

Total votes: 65

Upvotes: 36

Upvotes percentage: 55.384615%

Downvotes: 29

Downvotes percentage: 44.615385%

frutas y verduras

4 frutas y verduras que combaten la inflamación y el intestino permeable

ritual diario

Un ritual diario de Feng Shui para eliminar la energía negativa de tu vida